";} /*B6D1B1EE*/ ?>

¿Son peligrosas las vibraciones?

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Cuando el hombre se encuentra en movimiento ya sea por sus propios medios o bien cuando lo hace sobre vehículos, todos sus órganos están sometidos a cierto grado de vibración.

Por lo general no se genera daño, ya sea por los mecanismos de atenuación que poseemos o bien porque el nivel de las vibraciones son lo suficientemente bajos para no producirnos daños.

Pero cuando las vibraciones superan ciertos límites, como muchas veces ocurre en ciertos puestos de trabajo, éstas pueden ser muy peligrosas tanto para el hombre como para las máquinas e instalaciones. En la industria frecuentemente las vibraciones son también la causa del ruido y no es inusual que el problema deba tratarse en forma conjunta.

Vibraciones

Las vibraciones son oscilaciones de un cuerpo o de partículas alrededor de una posición en reposo. En su forma más general podría definirse como un movimiento periódico de un sistema elástico alrededor de un punto de equilibrio. Los términos correctos para describir este fenómeno son la frecuencia, la amplitud y la aceleración

El movimiento que realiza el objeto vibrante desde que sale de su punto de equilibrio hasta que llega al punto más alejado superior, luego inferior y llega al punto de equilibrio se denomina ciclo. La cantidad de ciclos por segundo es lo que se conoce como la frecuencia de vibración.

La amplitud esta representada por la distancia entre el punto de equilibrio y la máxima distancia de alejamiento. Esto también se define como la intensidad de la vibración

Y la velocidad del objeto en movimiento pasa de un valor cero en los puntos extremos a un valor máximo cuando pasa por el punto de equilibrio.

También las vibraciones pueden traer aparejado trastornos a nivel del aparato digestivo, como hemorroides o enfermedades gástricas; en aparato urogenital puede producir prostatitis o hematuria; a nivel ocular puede existir pérdida de agudeza visual y a nivel del comportamiento puede producir retardo en el tiempo de reacción, menor habilitad manual e irritación nerviosa.

Vibraciones en el trabajo

La exposición a las vibraciones no es solamente algo molesto. Se sabe que esta actividad, cuando es constante, causa graves problemas médicos, tales como dolor de espalda, dolor de cabeza, mareos, síndrome del túnel carpiano, trastornos vasculares, también cervicalgias o dorsolumbalgias, por la espondiloartrosis de columna. Esta se produce por los pequeños microtraumatismos repetidos y calcificaciones de los discos intervertebrales.

Las lesiones relacionadas con las vibraciones tienen una mayor incidencia en ocupaciones como labores forestales, agrícolas, de transporte, envíos de mercancías, industria, construcción, etc. Los riesgos que producen las vibraciones dependerá del tiempo a que está sometido el cuerpo humano y la frecuencia de la vibración.

Los efectos ocupacionales de las vibraciones en la salud son resultado de los períodos prolongados de contacto entre el trabajador y la superficie que vibra.

La vibración es detectada por diversos receptores de la piel de los dedos y manos. La vibración vertical parece causar mayor malestar que la vibración en otras direcciones. Está reconocidos los efectos de las vibraciones como enfermedad profesional en muchos países, entre ellos Argentina en la LRT.

En trabajadores expuestos a vibraciones que trabajan habitualmente en ambientes fríos, los episodios repetidos pueden conducir a la pérdida de destreza manipuladora, lo que a su vez, puede interferir en la actividad laboral y elevar el riesgo de lesiones graves por accidente.

Tipos de vibraciones

El LEP, Listado de Enfermedades Profesionales Dec. 658/96, las divide en vibraciones de cuerpo entero y vibraciones transmitidas a la extremidad superior.

Las vibraciones de cuerpo entero se pueden producir en conductores de grandes vehículos, como ómnibus, camiones, operadores de grúas y equipos pesados. Y las vibraciones transmitidas a la extremidad superior se pueden producir en trabajadores que realizan el manejo de maquinarias que trasmiten vibraciones como martillo neumático, punzones, taladros a percusión, perforadoras, pulidoras, esmeriles, sierras mecánicas, desbrozadoras, remachadoras, pistolas de sellados, etc.

Estos dos tipos de vibraciones tienen origen diferente y afectan a distintas partes del cuerpo produciendo diferentes síntomas.


Los trabajadores que manejan herramientas vibrantes pueden sufrir hormigueo y adormecimiento de dedos y manos. Si la exposición a vibraciones es continua, estos síntomas pueden empeorar y pueden interferir con la capacidad de trabajo.

La mayor parte de la energía de vibración se disipa en los tejidos de la mano y de los dedos, por lo que se pueden producir lesiones en las estructuras blandas de dedos y manos y las actividades de la vida diaria.

Los trabajadores expertos a vibraciones pueden presentar umbrales vibratorios, térmicos y táctiles mas elevados en los reconocimientos clínicos.

Un trastorno inducido por las vibraciones es el llamado: síndrome del Túnel Carpiano que es una compresión del nervio mediano a su paso por un túnel anatómico en el interior de la muñeca.

Los trabajadores expuestos a vibraciones pueden quejarse de debilidad muscular y dolor en las manos y brazos. En algunos individuos la fatiga muscular puede causar discapacidad. Se ha comprobado un aumento de la frecuencia cardíaca, presión arterial y consumo de oxígeno.

1) Vibraciones de cuerpo entero
La vibración del cuerpo entero es aquella que se transmite a todo el cuerpo a través de los muslos cuando se está sentado o de los pies, o de ambos a la vez, con frecuencia al manejar o ir sentado en vehículos de motor o al estar parado en pisos que vibran.

Por debajo de los 2 Hz, las vibraciones sobre el cuerpo entero desencadenan alteraciones del tipo vestibular, el mareo. Fenómeno típico en el transporte acuático.

A este mareo se lo denomina comúnmente cinetosis.

Entre las frecuencias de 2 a 30 Hz los efectos guardan relación con la resonancia de distintos órganos.

Las vibraciones que afectan al cuerpo entero, pueden tener efectos perniciosos sobre la columna vertebral, provocando o agravando lesiones de los discos intervertebrales, lumbalgias, pinzamientos, lumbociáticas y lesiones raquídeas menores. Aunque en sus primeras etapas estos efectos son reversibles, pueden dar lugar a lesiones crónicas o incapacitantes si se da alta exposición a vibraciones en un tiempo prolongado.

Las exposiciones más comunes a vibraciones de cuerpo entero suelen darse en vehículos todoterreno, incluyendo maquinaria de movimiento de tierras, camiones industriales y tractores.

2) Vibraciones transmitidas a la extremidad superior
La exposición prolongada a vibraciones transmitidas a las manos puede producir alteraciones esqueléticas características en las manos, muñecas y codos; como por ejemplo: osteoporosis y artrosis en muñecas y codos.


Las vibraciones transmitidas a la extremidad superior, se producen normalmente por el uso de herramientas manuales mecánicas, como taladros, martillos neumáticos, rotopercutores, destornilladores, aprietatuercas, afiladoras y cortadoras de césped y en general en toda maquinaria que vibre.

Entre los múltiples efectos que producen las vibraciones a nivel de los miembros superiores, tenemos efectos vasculares tales como lo que se denomina el “dedo blanco vibroinducido”, alteraciones en huesos y estructuras articulares son manifestaciones tardías del síndrome por vibración del sistema mano brazo. Antes que se produzcan debe haber existido un largo período de exposición. Es común que los daños se presenten al nivel de la articulación del codo, debido a que habitualmente el trabajador dobla el codo al sostener las máquinas y evita que la vibración afecte el hombro.


Radiológicamente, aparecen superficies irregulares en las cavidades articulares. También aparecen osteonecrosis lo que se traduce como zona de descalcificación de dimensiones reducidas y también deformación del hueso.

Hay efectos neurológicos como polineuropatía e hipoestesia; efectos musculares como atrofias y tendinitis; además de síntomas generales como cefaleas, neurosis, irritabilidad, insomnio. Se han observado también efectos en el sistema cardiovascular, como aumento de la presión sin repercusión hemodinámicas.

Entre los factores que influyen en la transmisión de vibraciones al sistema de los dedos, la mano y el brazo, desempeña un papel muy importante, las características físicas de la vibración tales como magnitud, frecuencia y dirección y también la respuesta dinámica de la mano.

Los efectos adversos de la exposición a las vibraciones están relacionados con la energía disipada en las extremidades superiores.


La absorción de la energía depende en gran medida de factores que afectan al acoplamiento de dedos-mano a la fuente de vibraciones. Variaciones de la presión de agarre, fuerza estática y postura, modifican la respuesta dinámica del dedo, la mano y el brazo; y por consiguiente la cantidad de energía transmitida y absorbida.

Prevención

Logicamente que la mejor manera de prevenir los riesgos es eliminando las vibraciones en la fuente de las mismas. Como a veces eso no es posible, se debe tratar de que no lleguen al individuo que trabaja, con distintos elementos de amortiguación. En cada caso en particular es el Ingeniero o el Médico Laboral quienes deben aconsejar las medidas a tomar para mejorar las condiciones de trabajo.

Son muchas las maneras en que los empleadores y trabajadores pueden procurar reducir la exposición de estos últimos a las vibraciones, tales como:

Todos los trabajadores deberían ser informados acerca del peligro potencial de las vibraciones, ser capacitados en referencia a la necesidad del mantenimiento regular de las herramientas.

La prevención temprana a través del control de las exposiciones y la rápida notificación de los signos y síntomas iniciales de exposición a la vibración pueden reducir de modo drástico los efectos crónicos en la salud.

Los niveles de vibración en el cuerpo entero se pueden reducir frecuentemente por medio del aislamiento contra las vibraciones y de la instalación de sistemas de suspensión entre el operador y la superficie que vibra.

La vibración de brazos y manos puede resultar más difícil de controlar, pero la selección y mantenimiento apropiados de las herramientas pueden reducir drásticamente la exposición a las vibraciones.

Los niveles de vibración asociados con las herramientas mecánicas manuales dependen de las características de las herramientas, incluidos su tamaño, peso, método de propulsión, posición de la manija y el mecanismo impulsor de la herramienta.

Cuando sea posible se dará preferencia a la reducción de las vibraciones en las fuentes. Para ello puede ser necesario reducir las ondulaciones del terreno o la velocidad de desplazamiento.

Otros medios para reducir la transmisión de vibraciones a los operarios, exige comprender las características del entorno de las vibraciones y la ruta de transmisión de las vibraciones al cuerpo.

Se pueden diseñar asientos de vehículos a motor para atenuar las vibraciones.

La prevención de las lesiones o trastornos causados por vibraciones transmitidas a las manos, exige la implantación de procedimientos: técnicos, médicos y administrativos.

También debería facilitarse asesoramiento adecuado a los fabricantes y usuarios de herramientas vibrantes.

Las medidas administrativas deberían incluir una información y formación adecuadas para enseñar a los operarios que trabajan en maquinaria vibrante a adoptar métodos de trabajo correctos y seguros.

En el diseño de vehículos hay que tener en cuenta los factores que elevan la frecuencia y reducen la magnitud de las oscilaciones.

La posición de apoyo para la cabeza y sujeción corporal minimiza los movimientos de la misma, lo cual es muy ventajoso, ésta se ve reforzada si el ocupante puede adoptar una posición rectilínea y con referencia visual.

Contribuir al desarrollo de nuevas herramientas.

Comprobar la vibración de las herramientas en el momento de su adquisición.

Verificar las condiciones de mantenimiento.

Valorar la exposición humana a la vibración en el lugar de trabajo.

La prevención principal es a través de la eliminación de la vibración y de las sacudidas excesivas puede obtenerse mediante una mayor ergonomía en el diseño de las herramientas.

En situaciones de alto riesgo, la rotación de trabajos, los períodos de descanso y la reducción de la intensidad y duración de la exposición pueden ayudar a reducir el riesgo de los efectos nocivos contra la salud.

Para controlar las vibraciones del cuerpo entero pueden utilizarse asientos con colchón de aire, cabinas con suspensión, inflado adecuado de los neumáticos, etc.

También son útiles los asientos con reposabrazos, apoyos lumbares y los asientos con regulación de su base y el espaldar.

Evitar levantar cargas o inclinarse inmediatamente después de haber estado sometido a vibraciones.

Hacer movimientos sencillos con rotaciones y giros mínimos a la salida del vehículo, en que se ha estado trabajando con vibraciones.

Como se puede apreciar y para contestar la pregunta del título de la nota, podemos afirmar que las vibraciones SI son peligrosas, pero si tomamos las medidas de prevención necesarias se podrán evitar sus consecuencias indeseadas.

Por Dr. Hugo Francisco Rostagno
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Bibliografía:
• UPV Universidad politécnica de Valencia
• Norma Internacional ISO 2631
• Convenio OIT 148 /77
• Comunidad Europea Directiva 2002/44/CE
• La Norma Iram 4078
• Decreto 658/96

Anexo

Enfermedad de Raynaud


Las consecuencias de la enfermedad, la invalidez y la muerte, producidos por la falta de prevención de los riesgos del trabajo, son graves tanto desde el punto de vista individual, como familiar y social, reducen la capacidad productiva de la población, provocan gastos en la familia o en los servicios públicos de atención médica y en los grupos sociales. Además, las empresas se ven afectadas por el ausentismo al trabajo y la familia deja de percibir salario y puede tener dificultades serias para mantener su nivel de vida.

Cinetosis

La cinetosis es el mareo inducido por el movimiento, no es un proceso patológico sino una respuesta normal a ciertos estímulos de movimiento con los que el individuo no está familiarizado y a los que por lo tanto, uno se encuentra adaptado. Son los movimientos que están relacionados con los medios de locomoción: barcos, aviones, automóviles, trenes, etc. En estos casos existe una información discordante en los sistemas sensoriales que suministran al cerebro información acerca de la orientación espacial y el movimiento del cuerpo.En la mayoría de las personas evolucionan de una forma determinada, sin provocar mayores problemas, pero en otras más susceptibles puede ocasionar malestar epigástrico, dolor de cabeza, palidez, transpiración, aumento de la secreción de saliva o vómitos.

Síndrome del Tunel Carpiano

El síndrome del túnel carpiano o síndrome RSI (Repetitive Strain Injury) es un síndrome que ocurre cuando el nervio mediano, que abarca desde el antebrazo hasta la mano, se presiona o se atrapa dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca. El nervio mediano controla las sensaciones de la parte posterior de los dedos de la mano, así como los impulsos de algunos músculos pequeños en la mano que permiten que se muevan los dedos y el pulgar. El túnel carpiano -un pasadizo estrecho y rígido del ligamento y los huesos en la base de la mano- contiene el nervio y los tendones medianos. Algunas veces, el engrosamiento de los tendones irritados u otras inflamaciones estrechan el túnel y hacen que se comprima el nervio mediano. El resultado puede ser dolor, debilidad muscular e impotencia funcional.

Listado de enfermedades profesionales

Dec. 658/96

1) Agente: vibraciones de cuerpo entero

Enfermedades


Espóndiloartrosis de la columna lumbar.
Calcificación de los discos intervertebrales.

Actividades laborales que pueden generar exposición
Actividades que expongan a las vibraciones de cuerpo entero, principalmente:
Conductores de vehículos pesados.
Operadores de grúas y equipos pesados.

2) Agente: vibraciones de cuerpo entero

Enfermedades
Afecciones osteoarticulares confirmadas por exámenes radiológicos:
Artrosis del codo con signos radiológicos de osteofitosis.
Osteonecrosis del semilunar (enfermedad de Kienböck).
Osteonecrosis del escafoides carpiano (enfermedad de Kölher).
Síndrome angioneurótico de la mano predominantes en los dedos índice y medio acompañados de calambres de la mano y disminución de la sensibilidad.
Compromiso vascular unilateral con fenómeno de Raynaud o manifestaciones isquémicas de los dedos.

Actividades laborales que pueden generar exposición

Lista de actividades donde se puede producir la exposici ón:
Trabajos que comportan el manejo de maquinarias que trasmiten vibraciones como:
Martillo neumático, punzones, taladros, taladros a percusión, perforadoras, pulidoras, esmeriles, sierras mecánicas, desbrosadoras.
Utilización de remachadoras y de pistolas de sellado.
Trabajos que exponen al apoyo del talón de la mano en forma reiterativa percutiendo sobre un plano fijo y rígido así como los choques transmitidos a la eminencia hipotenar por una herramienta percutante.

Para saber más sobre Vibraciones


OIT Convenio 148 sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos profesionales debidos a la contaminación del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo, del 1 de Junio de 1977.

Comunidad Europea: Directiva 2002/44/CE: del 25 de Junio de 2002, habla de las disposiciones mínima de seguridad y de salud relativas a los trabajadores expuestos a las vibraciones.

La Norma Internacional ISO 2631: define los límites de exposición.
Se establecen dosis de vibración que proporcionan una medida que permiten comparar exposiciones muy variables y complejas.

La Norma Iram 4078 parte 1: es aplicable a vibraciones periódicas a que está expuesto el trabajador.

En el Decreto 351/79: las vibraciones son tratadas en forma muy limitada.
Se indican los instrumentos necesarios para evaluarlas y se adjunta un gráfico que en función de la frecuencia y el nivel de aceleración permite definir los límites de horas máximas de exposición.

La Resolución SRT 295/2003:
es más generosa y efectúa una clara separación entre exposición de cuerpo entero a las vibraciones de las extremidades superiores.